Salidas laborales para médicos en Europa

La salud es una de las áreas más demandadas y con mejores salidas laborales en el mundo. En Europa los médicos tienen muchas oportunidades de empleo, las que sin duda se han incrementado con la incidencia del Covid-19 que ha motivado una situación de emergencia sanitaria, manteniendo ocupados a muchos de estos galenos.

La medicina como carrera en Europa

Europa es uno de los destinos elegidos por muchos estudiantes de medicina que consideran que se trata de un continente con mayores oportunidades de estudio, pues disponen de universidades de una larga trayectoria y donde la matrícula es asequible; además de otras facilidades como contar con residencias o disponer de planes de ayuda económica.

Estudiar medicina es una carrera de vocación para todas aquellas personas a las que les gusta prestar un servicio humanitario y sanar las dolencias de sus pacientes sin importar que con ello sacrifiquen sus horas de descanso.

Para ser un buen médico se necesita dedicación, preocupación por la condición física y mental de un paciente, trabajo duro, humildad y habilidad para establecer una comunicación cordial con la persona sin que esta prácticamente sienta que está hablando con un profesional sino más bien un amigo o compañero.

Salidas laborales para médicos en Europa

A pesar de que anteriormente se mencionó que la vocación es un factor prioritario para ser médico, cursar esta carrera te abre muchas otras puertas, dándote la oportunidad de tener acceso a diferentes oportunidades de empleo, debido a los siguientes factores:

  • Los médicos son demandados en diferentes países del mundo; prácticamente se puede decir que toda persona necesita tener cerca a un profesional de salud familiar.
  • Todas las especialidades de la medicina son necesarias en mayor o menor medida; incluso algunas de ellas requieren de tanto personal que terminan siendo escasos los profesionales en casos como las pandemias.
  • Las oportunidades de empleo se incrementan porque dentro de la medicina es posible especializarse en diferentes áreas y optar por un cargo diferente en instituciones de salud públicas o privadas.

En Europa podrás encontrar un puesto laboral, bien sea como médico o enfermero; en función de tu cualificación profesional. Además, debes saber que a medida que incrementas tu preparación curricular, mayores serán las oportunidades de que encuentres el cargo que estás buscando.

Por ejemplo, en España existe la SEMER o Sociedad Española de Médicos Residentes, cuyos miembros prestan sus servicios para la atención de pacientes geriátricos con dificultades para su desplazamiento, motivo por el cual son atendidos en estos centros de acogida.

Es esta una interesante salida laboral para médicos en Europa que se encuentran disponibles actualmente y pueden hacerse cargo del cuidado de ancianos a domicilio; reduciendo de esta forma el abarrotamiento de hospitales e instituciones de salud.

Si eres médico, residente en Europa y buscas un empleo; con toda seguridad las alternativas son muchas. Solo debes determinar a qué área de este tipo de servicio te gustaría pertenecer, siempre considerando tu especialidad profesional.

Para ejercer un cargo de medicina es necesario estar autorizado legalmente a través de un título profesional debidamente registrado. Recuerda que trabajar como médico implica salvar vidas, aunque durante el proceso de tratamiento también se pone en riesgo. 

Además debes poseer altas cualidades humanas con las cuales dirigirte a tus pacientes para hacer que se sientan cómodos; pues como lo dijo en una oportunidad José Narosky “El médico que no entiende de almas no entenderá de cuerpos”.

Es preciso que elijas una salida laboral en la que te sientas a gusto, que sea parte de tu crecimiento profesional; donde investigues y te mantengas en una constante formación educativa para hacer frente a los retos que se te presentarán con cada paciente; aunque se dice que la mayoría de los médicos tienen su enfermedad favorita.

 

¿Dónde estudiar medicina en Italia?

Las oportunidades de estudio de medicina en Italia son realmente amplias; además se trata de un país que cuenta con las mejores universidades y escuelas de medicina tanto de Europa como del mundo, con programas dirigidos en inglés e italiano.

¿Cuál es aproximadamente el coste de una carrera de medicina en Italia?

La matrícula de cada carrera depende del tipo de universidad o centro educativo donde decidas estudiar. No obstante, su importe es calculado en función del índice de situación económica familiar de cada alumno.

Usualmente esta matrícula se encuentra entre 400 y 1500 euros; pero podría ser más cuando los alumnos gozan de una condición económica favorable.

Para acceder a cualquiera de las 10.000 plazas de medicina y odontología que se ofertan anualmente en la universidades italianas, debes cancelar su examen que tiene un costo de 50 euros; realizado en la institución que decidas elegir como primera opción.

Luego de esto, y una vez asignada tu plaza, deberás matricularte cuando sea calculado su costo por medio del ISEE, aunque esto no es tomado en consideración para todas las universidades.

No obstante, al presentar el ISEE puedes solicitar una beca con el fin de reducir considerablemente el monto de tu matrícula a tan solo unos 375 euros.

Si no logras este descuento debido a que ya haya sido superada la cantidad de becas que es posible otorgar para esa universidad, al menos podrás beneficiarte de comidas subvencionadas y algunas otras facilidades aplicables al pago de tu residencia.

¿Dónde estudiar medicina en Italia?

Es posible que tengas en mente ser parte de una determinada universidad de Italia, bien sea porque conoces su trayectoria formativa, prestigio o te ha sido recomendada por algún familiar o amigo. Pero, si no es esta tu situación, hemos preparado una selección de los mejores centros educativos de nivel superior en Italia, toma nota:

  •         Universidad de Bérgamo: de carácter estatal, fundada en el año de 1968 con carreras dentro del campo de las ciencias humanas y sociales como la Psicología Clínica.
  •         Universidad de Milán: fundada en el año 1923, encontrarás oportunidades de estudio en medicina como Biología Cuantitativa, Biotecnología Médica y Medicina Molecular, Biotecnología o Cambio Ambiental y Sostenibilidad Global, entre otras.
  •         Politécnico di Torino: fundado en el año de 1859; universidad pública que opera dentro del ámbito científico tecnológico, con oferta de carreras en inglés como la ingeniería biomédica donde se aprenden técnicas aplicadas al campo de la medicina y la biología.
  •         La Universidad Internacional de Ciencias de la Salud San Camilo: ubicada en la ciudad de Roma, de carácter privado y fundada en el año 2017. Ofrece carreras como grado de Medicina y Cirugía, Obstetricia, Enfermería, Fisioterapia, Laboratorio Biomédico y grado Trienal en Técnicas de Diagnóstico por imagen y Radioterapia, además de Radiología.
  •         Universidad Campus Bio-Medico de Roma: fundada durante el año 1991 y donde se ofrece una preparación especial  para los grados de Medicina y Cirugía.

Por otro lado, encontrarás muchas otras instituciones en Italia en las que puedes realizar cursos de medicina tanto a distancia como presenciales, entre ellas cabe mencionar la Universidad de Padua, Universidad Católica del Sacro cuore fundada en el año de 1921, la Universidad de Trento, la Universidad de Boloña y muchas otras.

Es importante que elijas el destino que consideres adecuado para tu preparación profesional, siempre tomando en consideración las facilidades de las cuales dispones en el lugar; no se trata solamente del idioma sino de garantizar una residencia confortable, facilidad de transporte y todos los recursos que requieres para cubrir todos tus gastos durante el tiempo que dure tu estancia en el lugar.

En Italia encontrarás las mejores universidades del mundo y para ser parte de ellas debes contar con los requisitos necesarios para matricularte y cumplir con todos los programas a lo largo de todos los años que sean parte de tu formación educativa. 

¿Cómo es el perfil de un buen médico?

Todo buen médico requiere vocación, habilidades y destrezas como parte de su perfil; lo que es acompañado por una serie de valores, además de una amplia capacidad para la toma de decisiones. Descubre lo que debes saber del tema a lo largo de la lectura de este post; no te lo pierdas.

¿Qué es un médico?

Es un profesional que forma parte del ámbito de la medicina, es decir, que adquirió previamente conocimientos y prácticas que le han llevado a ser el portador de este título dentro de cualquier especialidad.

Gracias a sus estudios posee una autorización legal para ejercer la medicina y, por ende, prestar sus servicios a los pacientes que acuden a él con la finalidad de que les diagnostique una patología o enfermedad, les indique el tratamiento que requieren seguir y cómo prevenir su incidencia en otra oportunidad.

Importancia de la carrera de medicina

Ser médico o profesional de la salud es una vocación de servicio considerada como uno de los trabajos más delicados, pues se trata de someter a un ser humano a tratamientos con los que se puede poner en riesgo su vida.

Sencillamente, es una carrera donde se preparan profesionales con capacidad para atender a la personas desde que nacen y aun después de su muerte; ampliamente demandada pero para la cual se debe contar con ciertas cualidades como conocimientos en ciencias, biología y química.

Además, un médico debe saber trabajar en equipo, controlar sus nervios, tomar decisiones oportunas y adecuadas para cada caso y estar dispuesto a estudiar constantemente a lo largo de su vida para actualizar sus conocimientos en función de los avances experimentados dentro del campo de la medicina.

Perfil de un buen médico

Lo primordial es haber cursado la carrera de medicina, iniciando por estar incentivado a ejercer este tipo de profesión y tener la mayor disposición para atender a su pacientes cuando lo requieran, sin importar la hora, momento o lugar; además de los aspectos que se mencionan a continuación:

  • Ser una persona con un alto grado de respeto por la vida, la dignidad humana y los derechos que tiene cada paciente en particular.
  • Ejercer funciones científicas, humanas y sociales con discernimiento.
  • Promover el bienestar de la persona que acude a él, bien sea que se encuentre sana o enferma; disipando oportunamente las dudas de sus familiares si fuera el caso.
  • Comprometerse ante todo con su vocación de servicio, incluso por encima de los intereses económicos. El dinero se repone, una vida perdida no.
  • Respetar el conocimiento de sus colegas y aceptar el papel que juega cada uno de ellos dentro del equipo de salud.
  • Solidarizarse con los problemas tanto individuales como sociales; bien sean parte del ámbito de una familia o comunidad.
  • Ser estudioso, observador y crítico; una persona con capacidad para mantener su preparación profesional activa a lo largo de los años; pues el conocimiento no ocupa espacio y las técnicas cambian a ritmo vertiginoso.

Muchas personas consideran que para ser buen médico se debe desear prestar este tipo de servicio desde pequeño; tener ciertas facultades y habilidades que le permiten ser bueno en materias como la biología, ciencia o química.

Pero también mostrar cierto interés por descubrir cómo es que con un producto natural se puede aliviar un dolor; tal es el caso de la toma de una infusión relajante.

Lo cierto es que para alcanzar el perfil de buen médico se deben sumar atributos a lo largo de toda su carrera y llevarlos a la práctica, manteniéndolos intactos. Siempre buscando cuáles son las nuevas alternativas de cura para enfermedades que amenazan a la raza humana o aprendiendo a consolar a una persona, en los casos donde ya no se puede hacer nada más por aliviarla.

Sociedad Española de Médicos de Residencias

La Sociedad Española de Médicos de Residencias identificada mediante las siglas SEMER, es la encargada de desarrollar una labor de atención a personas ancianas dentro de instituciones públicas o privadas que requieran el servicio de estos profesionales en el campo de la salud. Descubre todo sobre ella a lo largo de la lectura de este post.

El SEMER

Esta sociedad nace de la importancia que tiene la asistencia médica oportuna en personas de la tercera edad y ancianos que ven desmejoradas sus condiciones físicas con el paso de los años, lo que les impide valerse por sí mismos.

El SEMER es una sociedad científica cuyos miembros son médicos interesados en desarrollar su labor profesional al servicio de residencias que sirven de albergue para ancianos tanto de carácter público como privado.

Se trata de un grupo de pacientes cuya atención tiene cierta complejidad, no solo por el hecho de que para el adecuado tratamiento de sus dolencias es necesario poseer conocimientos clínicos específicos, sino también hacer uso de diferentes habilidades para llevarles a una condición ideal dentro del ambiente residencial que se encuentran.

La atención geriátrica está conformada por más de 150.000 en diferentes centros, es necesario que el médico se traslade hasta el lugar para proporcionarles los cuidados que cada uno de ellos requiere a fin de brindarles calidad de vida, sin que deban movilizarse hasta un hospital o cualquier otra institución de salud a menos que su condición sea realmente grave.

La Sociedad Española de Médicos de Residencias desempeña un papel importante dentro de la sociedad; pues no solo está integrada por profesionales capacitados en el campo de la geriatría, sino que a su vez asume el compromiso de brindar sus servicios a todo tipo de centros que sirvan de albergue para las personas ancianas.

En el SEMER se realizan encuentros y reuniones como programas de formación continua para que sus médicos miembros se mantengan en una preparación continua acorde con los avances tecnológicos experimentados y en función de las necesidades y exigencias de la colectividad a la cual sirven, realizando una labor que en ocasiones es insuficientemente valorada.

Humanización de la medicina geriátrica

La atención geriátrica es prioritaria porque es normal envejecer y se debe garantizar el derecho que tienen este tipo de pacientes en el ámbito sanitario.

Tratar como es debido a las personas mayores no solo es un deber, sino un asunto de humanización de la medicina geriátrica, lo que ha sido considerado por personalidades célebres a lo largo de los años como es el caso de Hipócrates; en cuanto a la relación médico-paciente.

Esto implica que siguiendo la tradicional concepción hipocrática de que los pacientes y sus familias deben tener absoluta confianza en el profesional que les atiende, este facultativo debe gozar no sólo de autoridad sino también de respeto.

Para los profesionales que son parte del SEMER la humanización es indispensable en su trabajo; algo que han mantenido como lema desde sus casi 20 años de creación.

El SEMER no solo es un organismo que apoya al médico sino que también se mantiene en trabajo coordinado con otras instituciones de salud y centros de acogida de los ancianos; para que siguiendo un programa de labores conjuntas le brinden calidad de vida a uno de los grupos más vulnerables.

Cabe destacar que gracias a la presencia de los médicos del SEMER que atienden diferentes residencias geriátricas se reduce el trabajo en hospitales y otros centros de salud; su trabajo es multidisciplinar y encomiable, siendo vital  su presencia para resolver situaciones leves que no ameriten el traslado del anciano; lo que en muchas ocasiones desmejora como consecuencia su condición física y emocional.

Anualmente se realiza un encuentro nacional de los médicos residentes que son parte del SEMER, con el fin de abordar perspectivas como avances en atención integral del anciano, la comunicación con su familia y el establecimiento de un mejor entorno para que este tipo de paciente pase los últimos años de su vida con la mayor calidad posible.